Libertad Hipotética

El ser humano ha evolucionado mucho desde que andaba en taparrabos inventando fuegos fatuos pero, ¿a qué precio?

Es cierto que hemos evolucionado racional y tecnológicamente pero, a medida que hemos ganado experiencia, hemos ido perdiendo la inocencia y la naturaleza de ser libres.

Es evidente que para convivir necesitamos normas que van evolucionando gracias a la negociación de la política pero, con el paso del tiempo, algunas normas de convivencia se convierten en leyes que dividen más que suman, con la excusa de organizar mejor y poner nombre para comprender lingüísticamente la biodiversidad . Al final, acaba resultando el efecto contrario, un mundo dividido por opiniones subjetivas mal generadas por una mala comprensión de la biodiversidad, traducido en fronteras, trapos de colores, orgullos y egos, gestiones burócraticas contradictorias, la hecatombe justificada por el ansia de controlar la natalidad y la mortalidad jugando a ser Dios con leyes que sustituyen normas que deben ser morales.

Los civiles corrientes no debemos defraudar a Hacienda, pero Hacienda nos defrauda todo lo que quiere, porque “Hacienda somos todos”. Entonces, somos idiotas robándonos a nosotros mismos. Solo existe “igualdad” cuando te dejas oprimir por los que controlan la ley, para dejarles hacer lo que quieran que no quieren que hagas lo que quieras, pero en cuanto intentas salir de la ley o detectan que no pueden controlarte aunque no cometas perjuicio a nadie, se sienten amenazados porque estás cometiendo «perjuicio» por no someterte a una ley artificial. La auténtica libertad democrática sería vivir todos bajo las mismas circunstancias o al menos bajo las merecidas circunstancias en lugar de la democracia y el enchufismo encubierto.

Por tanto, la auténtica libertad es ser consciente de cuanta libertad disponemos para gestionar nuestras ambiciones y aficiones, o sea más autoestima. Por eso, el sistema ésta obsoleto o está creado para esclavizar a las personas. Y no, no soy anti sistema, podéis reflexionar cada uno de vosotros/as si es necesario para vivir y ser feliz algunas creencias aceptadas, irrazonables o hacemos más cosas por la aceptación social que por nuestra propia aceptación.

Solo cuestiono si es necesario mantener un sistema de creencias obsoletas para ser libre sin dependencias y sin necesidad de que te etiqueten de antisocial por el hecho de no seguir los mismos patrones. Somos diversos/as en géneros, ideas y costumbres, oportunistas y conservadores ¿Donde está el problema? El problema es negarse a ello más bien.

Es una reflexión, no un debate, aunque estoy abierto a debatir más ideas para comprender mejor que me lleven a ratificarme o afirmarme para concienciar la causa por la libertad racional de la biodiversidad. y ayudar, entre todos/as, a renovar un sistema de normas más igualitario o a la altura de las circunstancias actuales del progreso de la humanidad.

La auténtica libertad es ser consciente de cuanta libertad dispones para gestionar tus ambiciones y aficiones.

#ReflexionesNinja
Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.